¿Realmente estas Entrenando?

January 04, 2011 by Vladimir Vasiliev  
Traducción del articulo hecha por Cristian Barnaba

¿Alguna vez han notado que:

Tu compañero de entrenamiento les ejecuta un movimiento "injusto", por ejemplo responde a tu golpe con otro golpe más fuerte y doloroso y ¿esto los hace enojar?

Tu compañero es algo arrogante o lento para aprender, y ¿esto te irrita?

Ejecutas muy bien los movimientos y ¿esto te enorgullece?

Alguien te alaba y esto ¿te genera vanidad?

Yo (Vladimir Vasiliev) observo esto en cada clase. Estas emociones, sin control, hacen que el tiempo de entrenamiento efectivo de la sesión se vea reducido a solo unos minutos.

Las técnicas (de otros artes marciales) son relativamente fáciles de aprender, e incluso se pueden separar en partes. Además, son muy específicas y pueden adquirirse con práctica. El enfoque de Systema es diferente, lo que uno necesita es entenderse a sí mismo. ¿Qué significa esto? Uno debe mirar constantemente qué es lo que interfiere con el movimiento calmado, objetivo y continuo.

Las emociones descontroladas son perjudiciales para un trabajo efectivo. Estas se presentan de manera sutil, e imperceptiblemente comienzan a dominar y consumir nuestra fuerza. Debemos estar siempre atentos. El primer paso es ser consciente de estas debilidades y el segundo paso es tratar de superarlas a través de la respiración, la comprensión, el cambio de actitud y el movimiento. Con esto lograremos verdadera habilidad y fuerza.

Si durante el entrenamiento se sienten enojados, molestos, resentidos o superiores, entonces ya no están perfeccionando su movimiento y respiración, o ejecutando el resto de las tareas requeridas; en lugar de esto, están lidiando con un conflicto interno menor. Si sucumben ante sus emociones pueden ser controlados y manipulados fácilmente. Cuando las emociones nos controlan, ya no tenemos un juicio claro y no podemos tomar decisiones rápidas, siendo esto destructivo para nuestro entrenamiento y nuestra vida.

Les recomiendo que a lo largo de toda la clase traten de identificar cuáles son las limitaciones que les impidan efectuar un buen trabajo. Si están aprendiendo o enseñando, siempre observen su estado emocional. Cuando sus emociones son inestables (descontroladas), dejan de practicar Systema.

Cuando van a la clase, van a entrenar, esta es la base. Se pueden decepcionar consigo mismo o puede haber algo en la clase con lo que no concuerdan totalmente. No importa lo que suceda en una sesión, todo tiene un propósito útil.

Es mucho más difícil reconocer y enfrentar nuestro orgullo y debilidades que practicar técnicas, sin embargo, esto es mucho más profundo. Como sabemos, las técnicas memorizadas a menudo no funcionan en los enfrentamientos reales (por ejemplo, si su brazo está roto o si se encuentran en un espacio confinado); pero si pueden controlar sus emociones y estudiar la continuidad de movimiento, entonces serán capaces de resolver cualquier problema de distintas maneras. Yo sé por experiencia propia, que este trabajo es extremadamente gratificante, ya que crea verdaderas habilidades, las cuales nos permiten sobrevivir y tener éxito.

Vladimir Vasiliev Born in Russia, Vladimir Vasiliev received intense combative training and profound Systema training from Mikhail Ryabko. Vladimir moved to Canada, and in 1993 founded the first school of Russian Martial Art outside Russia - Systema Headquarters.

He has since personally trained and certified well over 700 qualified Russian Martial Art Systema instructors and schools in over 40 countries worldwide, and has produced an Award-Winning instructional film collection. Vladimir holds a number of government medals and awards including the Russian "Order of Duty and Honor" and the "Order of Loyalty". He offers regular training at his school in Toronto, at international seminars and camps, and through the Systema Video Program.